Todos pasamos por esta situación. Nos encontramos de repente en un punto en el que no sabemos qué hacer. Puede ser debido, entre otras razones, a que…

  • …manejas demasiadas variables y muchas opciones
  • … estás ante un bloqueo debido al motivo que sea-depresión, estrés…
  • … has llegado a un momento de saturación porque abarcas demasiado

El primer paso

La auto-observación es el proceso en el que repasas tus actos y tus pensamientos-emociones libre de juicio.Esto quiere decir que no los valoras, solo los observas.

Por ejemplo:

Tengo que cuidar de mi abuelo y no me apetece nada.

Tu voz interior te dirá que eso está muy feo, que no está bien siquiera que lo pienses.Puede que te diga hasta que eres mala persona.Todo eso son juicios. Si no acallas esa voz, no podrás averiguar qué es en realidad lo que te molesta de esa situación.Si no puedes averiguarlo, tampoco podrás reconducirlo.No te juzgues.

Una Herramienta Eficaz

Las listas no sirven solo para hacer la compra. Son herramientas de organización y visualización. La organización es imprescindible para no dispersarnos, para mantener enfocada nuestra atención en lo que queremos. La visualización afianza esa atención.Vamos a hacer dos.

Lista 1

En la primera columna lista tanto lo que TIENES que hacer como lo que QUIERES hacer. En la segunda columna lista lo que NO QUIERES hacer. Es muy probable que aquello que tienes que hacer coincida con lo que no quieres hacer. Todo aquello que nos viene como una imposición obtiene resistencia por nuestra parte.Nos condiciona por la cualidad obligatoria que conlleva.No te preocupes.Sigue con la lista y deja espacio para una tercera columna, que , de momento, dejarás en blanco.

Lista 2

En otra página haz otra lista de 2 columnas. En la primera escribe lo que haces cada día, quieras o no quieras hacerlo.La segunda columna la dejas en blanco.

Regresa a la primera lista

En la tercera columna pondrás la emoción/sentimiento que te genera cada elemento de la primera columna.Tómatelo con calma, detente a sentir.Elige bien la palabra que define la emoción que sientes.

Haz lo mismo con la segunda lista.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Objetivo

El objetivo de este ejercicio es,en primer lugar, que veas tus emociones.A partir de ahí, hay que llevar a cabo un trabajo de búsqueda a lo Indiana Jones y de imaginación a lo Lewis Carroll .

¿Cuál es la emoción/sentimiento que prevalece?

¿De dónde te viene esa emoción persistente?

¿Qué puedes hacer para gestionarla? Piensa, recuerda; en otras ocasiones la habrás sentido y habrás salido adelante.¿Cómo? ¿Qué hiciste?

Si siempre haces lo mismo, obtendrás el mismo resultado. Prueba otras opciones.

Lo que es indudable es que, el hacer este ejercicio ampliará tu perspectiva y puede que solo por el hecho de hacerlo, abras la puerta a nuevas opciones.

A veces la comprensión es la solución.La sensación es parecida a sentir que tienes un nudo que no hay por dónde desligar y de pronto se suelta con una facilidad mágica,fluída.

Este ejercicio también te puede dar las pistas sobre hacia dónde necesitas dirigir tus esfuerzos, o qué cambio necesitas en tu vida. Sea como sea, es útil.

Practícalo y me cuentas.

 

 

 

 

¡Compártelo!
Tengo 46 años, un hijo genial y un ex-marido estupendo. Estudié Realización y Producción Audiovisual hace tanto tiempo que no guardan ni mi ficha. Antaño trabajé en mil sitios o quizás en unos 10. Me sirvieron para cubrir gastos y acumular experiencias pero me repateaban emocionalmente. Escribo desde siempre y mi presencia en la Red es rastreable desde hace más de una década. Hace unos años descubrí que mi Ego tenía más capas que una ilustración de Photoshop gracias a una hostia de la vida. Me sumí en una depresión fenomenal de la que salí gracias a mi Maestro de Reiki. Me maravilló lo que el Reiki hizo conmigo, así que metí de lleno. Cuando llegó el momento, empecé a ayudar a otras personas a ayudarse... en plan Jerry McGuire pero sin la cara de desesperación.