Me tomo muy en serio mi trabajo, por eso me río a menudo. ¿A que parece irónico? Pues no lo es. El filósofo y ensayista,José Luis Pardo dice que  “Algo no es verdaderamente serio a menos que, en algún sentido, podamos tomárnoslo a broma”.

Veamos qué premios nos tocan cuando nos reímos:

A nivel fisiológico:

Ejercita y relaja la musculatura ( que movemos de 100 a 400 músculos del cuerpo,¿eh?¡Poca broma! ¡Qué tenemos alrededor de 640!)

Ejercita y mejora la respiración, aumentando la capacidad pulmonar

Disminuye los niveles de hormonas del estrés (cortisol).

Estimula la circulación

Estimula el sistema inmunitario

Eleva el umbral del dolor y la tolerancia

Rejuvenece la piel porque tiene un efecto tonificante y anti-arrugas. 

Mejora la función mental

Mejora la digestión y la eliminación de desechos, por el masaje interno que le produce a las vísceras del cuerpo.

A nivel psicológico:

Intensifica la hilaridad y es muy contagiosa

Reduce el estrés y los síntomas de depresión y ansiedad

Eleva el estado de ánimo, la autoestima, la esperanza, la energía y el vigor

Aumenta la memoria, el pensamiento creativo y la resolución de problemas

Mejora la interacción interpersonal, las relaciones sociales, la atracción y la proximidad. La risa es una forma de comunicación,más que una reacción;pensadlo,lo que nos hace reír más es hablar con nuestros amigos.Nos reímos de comentarios que no son divertidos de por sí pero para nosotros son mejores que el mejor de los chistes. Aumenta la colaboración y facilita la identidad y cohesión de grupo y la solidaridad.  Es por eso que Robert Provine, profesor de psicología y neurociencia de la Universidad de Maryland, la considera un ‘pegamento social’.

 

Combate miedos y fobias, así como la timidez

Promueve el bienestar psicológico

Mejora la calidad de vida en general

A nivel energético:

Cuando nos reímos, creamos un campo energético producto de la combinación de la energía de la propia risa con la energía que genera el desapego de aquello de lo que nos reímos-incluyendo nosotros mismos. Este campo transforma nuestros cuerpos sutiles, haciendo de filtro de impurezas. Es como  un par de riñones del aura a pleno rendimiento que filtran represiones varias, elevando su vibración. Liberamos esas energías y las transformamos. ¡Como para pasar del tema!

 

¿Y lo del Niño Interior?

¿Quién se ríe más que un niño? Cerca de 300 carcajadas pueden soltar al día, mientras que los adultos, en el mejor de los casos consiguen 100 y en el peor 15. Pensemos esto un momento a nivel espiritual. Todos tenemos un Niño Interior que necesita, como cualquier Niño, amor y cuidados pero también diversión. Recordad cuando erais Niños. Recordad lo que sentíais. Y si no podéis recordar, poneos ojos de Niño cuando salgáis a la calle. No se va completamente vestido si no se sale de casa con una sonrisa.Los bebés ríen prácticamente desde que nacen e incluso antes . Un grupo de investigadores ingleses, a través de escáner con ultrasonido, captó expresiones faciales de los fetos en el vientre materno, su risa y su llanto. Permitíos reír, ambos lo disfrutaréis.

Tipos de Risa

Como explica Irene Fernández Megina, fundadora y directora de la Escuela de Risoterapia de Madrid,se distinguen dos tipos de risa, la risa de descarga y la risa relajada. En la risa de descarga reímos de lo que no nos permitimos normalmente: el poder, el dinero, el sexo y aquello que nos hace parecer tontos o estúpidos. La risa relajada es la más cercana a la felicidad, es una risa amplia y no es tan sonora, en ocasiones es como un suspiro. Pero cualquiera de ellas es beneficiosa en diferentes grados.

Hay más distinciones:

– risa espontánea o genuina. Es la que surge de forma natural sin la intervención de la voluntad o razón, como expresión genuina de las distintas emociones humanas positivas (alegría, diversión, humor, euforia, triunfo, otras).

– risa ensayada, simulada o practicada. Se consigue mediante su práctica a voluntad y sin motivo alguno que la justifique (incondicional), por lo que no está asociada directamente al pensamiento, al humor o a otras emociones humanas positivas que son origen de la risa espontánea.

-risa estimulada. Es consecuencia de la acción física o refleja de determinados estímulos externos (cosquillas, gimnasia facial, otros).

-risa inducida. Es producto de los efectos de determinados fármacos o sustancias psicotropas (alcohol, cafeína, anfetaminas, cannabis, LSD, óxido nitroso o “gas hilarante”, otras).

 

Si te cuesta reirte

  •  Pilla películas divertidas.
  •  Lee o escucha chistes.
  • Una buena fórmula es compartir con otros, estar con un amigo con quien puedas hablar y realmente SER. Los episodios de risa son 30 veces más frecuentes en grupos que cuando se está solo.
  •  Entra en el juego de recibir y hacer cosquillas.Es una forma de decir ‘Estoy a gusto contigo’.
  • Puedes realizar gimnasia facial : ejercita los músculos faciales unos minutos al día, imitando o simulando los mismos movimientos que se efectúan al reír.
  • Cuando hagas gimnasia corporal , en cada ocasión en que fluya la risa, sea factible y lo permita el entorno, acompáñala libremente de pataletas, sacudidas, estiramientos, saltos, torsiones, flexiones, giros y demás movimientos, como los niños.
  • Recuerda habitualmente aquellas situaciones y cosas que de niños te hacían reír. Con alta probabilidad, todavía hoy seguirán siendo graciosas y divertidas. Te desafío a repetirlas ahora,como adulto. Es incluso más provocador e hilarante. Los resultados son sorprendentes.
  • Vive el presente, ten pequeños proyectos.Las grandes alegrías vienen de las pequeñas cosas y proyectos del presente.
  • Incorpora la risa en el tiempo de ocio. Estar de fiesta no debe restar energía, causar insatisfacción o aumentar la carga de frustración. Hay que lograr gozar en todo momento. Para ello, procura no alejarte de las actividades que te divierten e intenta rodearte de gente alegre y entretenida.
  • Potencia la autoestima. Independientemente del estado de ánimo, valórate constantemente, se consciente de todas tus capacidades y cualidades únicas.
  • Ríete contigo misma/o, y  con los problemas cotidianos, laborales y personales, tratando de suavizarlos y buscando su parte más cómica o positiva.
  • Otras propuestas son el Yoga de la Risa y los talleres de Risoterapia, que también te pueden ayudar.

 

Y con todo esto, se te han acabado las excusas. ¡A practicar!

 

¡Compártelo!
Tengo 46 años, un hijo genial y un ex-marido estupendo. Estudié Realización y Producción Audiovisual hace tanto tiempo que no guardan ni mi ficha. Antaño trabajé en mil sitios o quizás en unos 10. Me sirvieron para cubrir gastos y acumular experiencias pero me repateaban emocionalmente. Escribo desde siempre y mi presencia en la Red es rastreable desde hace más de una década. Hace unos años descubrí que mi Ego tenía más capas que una ilustración de Photoshop gracias a una hostia de la vida. Me sumí en una depresión fenomenal de la que salí gracias a mi Maestro de Reiki. Me maravilló lo que el Reiki hizo conmigo, así que metí de lleno. Cuando llegó el momento, empecé a ayudar a otras personas a ayudarse... en plan Jerry McGuire pero sin la cara de desesperación.