,

El Eneagrama es el Mapa de una aventura: la tuya. Mediante la identificación de tu Eneatipo, hallas respuesta a muchos de tus comportamientos. Por ejemplo,

¿Por qué…

¿Necesitas controlarlo todo?

¿Sientes que los demás no te dan lo que mereces?

¿Te parece que no encajas en ninguna parte?

¿Te refugias en el trabajo?

¿Consideras que las emociones son irrelevantes?

La lista sigue y sigue, pues cada uno somos únicos y tenemos una percepción  única del mundo en el que vivimos. Interpretamos y reaccionamos ante la vida según sea esa percepción.

Esta herramienta te ofrece, entre otras cosas, un medio para salir de esos estados paralizantes que te dan al traste un día o muchos meses.Puedes pensar que estás ante un test más de personalidad, pero no es el caso. El Eneagrama contempla 9 arquetipos básicos de personalidad, llamados Eneatipos. Lo que muchas personas no saben es que, cada uno de esos arquetipos reúne a su vez tres subtipos, lo que significa que, en realidad, ¡hay 27 subtipos de personalidad!

Tras realizar los test, obtenemos un Eneatipo Básico. Es el que domina sobre el resto, y siguiendo el ejemplo de las gafas, sería la primera montura que eligieras. Este eneatipo básico a su vez se ve modificado, en mayor o menor medida, por los eneatipos anterior y posterior a él; además,  se puede presentar de manera saludable o insana, dependiendo del momento de tu vida. Añádele que para cada eneatipo hay una escala evolutiva de 9 niveles (siguiendo el ejemplo, esto sería la graduación de las gafas).

¡La información que obtienes sobre tu comportamiento es enorme!

Y ahora viene lo mejor: en todas las personas hay aspectos de los 9 eneatipos. De esta manera, el Eneagrama nos enseña que hay un poco de todo en todos nosotros.

Y , ¿para qué sirve el Eneagrama?

Aprendes a conocerte

Fortaleces tu autoestima.

Identificas tus patrones dañinos y los reconduces.

Ganas en Paz y Libertad.

Mejoras tus relaciones: al reconocer en ti aspectos de otros, aumentas tu empatía y mejoras tus relaciones.

Evolucionas a tu mejor versión

 NO NECESITO EL ENEAGRAMA, ¡ME CONOZCO BIEN!

¡Y Yo! Yo pensaba que me conocía bien.¡Qué digo bien!¡Al dedillo! Pero con esta herramienta  pude identificar  patrones destructivos que me alejaban una y otra vez de mi auténtico ser. Una vez identificados, uno puede elegir entre salir de ellos o continuar desaprovechando tus cualidades.

Yo he descubierto que soy mucho más que mi personalidad desde que soy consciente de cuándo es mi Ego el que tiene el control. A partir de ahí, dispongo de herramientas para echar el freno a mi ego y actuar más desde mi mejor versión, mi esencia.

El Eneagrama no es una necesidad: ¡es una Oportunidad! Una oportunidad para  liberarte, para comprender, para perdonar, para evolucionar, para decidir…, ¡son muchas pequeñas oportunidades en una!

El Eneagrama es el principio de un camino: el Tuyo.

Desde sus raíces, esta herramienta se fundamenta sobre nuestra bondad nata. Esa bondad inherente es lo que se denomina nuestro YO ESENCIAL. Pero desde que nacemos hasta los 6-7 años, desarrollamos una máscara. Desde ella, nos protegemos y/o  atacamos cuando nos vemos amenazados. Ese es nuestro EGO, lo que popularmente llamamos personalidad.

Así, el YO ESENCIAL y EL EGO son dos caras de una moneda.

Nuestro trabajo es lograr el equilibrio entre ambas.

Mediante el auto conocimiento puedes identificar y liberarte de acciones inconscientes, programadas desde ni se sabe. Esos patrones dañinos para ti, frenan tu crecimiento e impiden que vivas eficazmente. Para alcanzar el Auto Conocimiento se practica la Auto Observación.

La Auto Observación en el Eneagrama es un ejercicio mental porque requiere ser neutral, es decir, no juzgar.

La figura del Observador en el EneagramaCon el Eneagrama creas una nueva parte en ti, El Observador. Se dedica a prestar atención a los acontecimientos de tu vida, como si estuviera viendo una película.

El Ego es automático, instintivo, rígido, subjetivo, repetitivo, sigue un patrón, es adquirido, aprendido y sumado a tu estado original (esto es tú yo esencial).

El Yo Esencial fluye espontáneamente, te hace sentir libre, es real, objetivo, te sientes en armonía contigo y con el resto del mundo, es estable, flexible y adaptable. Es tu verdadera identidad.

¡Conócete a fondo para dar un estirón en tu crecimiento personal!

¡Cuéntame! ¿Qué aspectos de ti te gustaría comprender y/o mejorar?