“Sé siempre tú pero pregúntate si estás siendo tu mejor versión”

Me llamo Patricia Montero. Tengo 46 años.

Estudié Realización y Producción Audiovisual hace tanto tiempo que no guardan ni mi ficha. Escribo desde los 20 años y ando por la Red desde hace más de una década.He trabajado como Comercial, Redactora, Adjunta de Dirección de una empresa de Intermediación, Maquilladora, Diseñadora Web, Creadora de Contenidos, RRPP y Recepcionista. De todos esos trabajos aprendí, pero ninguno me hizo sentir que podía ser yo misma, mi yo completo.

Un día descubrí que mi ego tenía más capas que una ilustración de Photoshop gracias a una hostia de la vida. Me sumí en una depresión fenomenal de la que salí gracias a mi Maestro de Reiki. Me maravilló lo que el Reiki hizo por mí, así que practiqué y trabajé hasta la Maestría.

A partir de ese momento, he tenido siempre una cosa muy clara: me gusta ayudar a los demás. Como hasta entonces  no siempre me había salido bien, descubrí que había obviado algo fundamental. Primero debía ayudarme a mi misma. Cuando llegó el momento, empecé a ayudar a otras personas a ayudarse, en plan Jerry McGuire, pero sin la cara de desesperación.Para ello me formé en Eneagrama, Mindfulness, Meditación, Mediación Familiar, Ho’Oponopono, Psicobiología, Arteterapia, Visualización Curativa y Creativa, PAP (Primeros Auxilios Psicológicos), Hipnosis Clínica y  Técnicas y Herramientas de Crecimiento Personal, entre ellas, Coaching Personal y Counseling.
Pero todos somos más que nuestros conocimientos. La lección más importante que he aprendido hasta ahora ha sido que la vida va de cómo utilizar lo que sabes para ser mejor persona.

Patrícia