Símbolos reiki

¿Qué es Reiki?

Reiki significa Energía Universal. Su aplicación  canaliza la energía a través de las manos de un iniciado-reikista- a cada uno de los chakras /puntos energéticos de la persona. Al canalizar la energía se logra un equilibrio de la misma que conduce a la mejora o curación de problemas emocionales, psicológicos y físicos. Está demostrado que nuestras emociones y pensamientos se manifiestan físicamente provocando malestar o enfermedad, así que estamos ante un tratamiento holístico*.

El cuerpo humano tiene miles de puntos energéticos, pero los chakras principales son siete.

diagrama_de_chakra_escultura_fotografica-r976bc427bc9d48f7848ce76b691d4d91_x7saw_8byvr_512tablachakras

¿Qué son los Chakras?

Chakra es una palabra sánscrita que significa rueda o vórtice debido a su forma. Interaccionan con el cuerpo físico a través de los sistemas endocrino y nervioso.

Cada uno de los siete chakras esta asociado a una de las siete glándulas endocrinas, y a su vez a un plexo, es decir, un grupo de nervios. De este modo, cada chakra puede asociarse a partes y funciones concretas del cuerpo controladas por el plexo o por la glándula endocrina asociada a dicho chakra.

¿Cómo funciona el tratamiento?

Los tratamientos Reiki duran un mínimo de 20 minutos.Constan de un mínimo de 4 sesiones, siendo la primera la más extensa por tratarse del primer contacto. En principio con cuatro sesiones se pueden solventar problemas de sueño, tristeza y/o apatía.

Tras un diagnóstico de los chakras se procede al tratamiento en sí, en el que el cliente se relaja sobre una camilla y el reikista canaliza la energía universal a través de sus manos sobre cada uno de los chakras. Ningún tratamiento es igual a otro, como no hay dos personas iguales.

 ¿Puede hacerme daño?

No. Un tratamiento Reiki nunca hace daño.

¿Qué sentiré?

Hay personas que no sienten nada en la primera sesión, aunque el Reiki es efectivo desde el primer día.

Durante la sesión se puede sentir calor o frío en las zonas donde el reikista canaliza la energía, cosquilleo, movimientos musculares involuntarios…todo ello forma parte del trabajo que la energía realiza al entrar en el cuerpo, abriendo, nutriendo y equilibrando los chakras.

Tras la sesión puede no sentirse nada pero no es excepcional tener algunas molestias físicas al cabo de las primeras horas que no suponen ninguna alarma. Forman parte del proceso de limpieza implícito en el tratamiento. Al recibir energía limpia, el cuerpo se deshace de lo que nos perjudica. De aparecer las molestias, desaparecen en poco tiempo.

¿Cuántas sesiones hacen falta para que se note su efecto?

Puede notarse desde el primer día como a partir de la segunda o tercera sesión. El Reiki es acumulativo, cuanto más se recibe más se siente. Es reseñable subrayar que los primeros en notarlo suelen ser los de nuestro entorno.

¿Cuánto dura una sesión?

Entre 20 y 50 minutos.

Tomo medicación.¿He de dejarla?

No. El Reiki siempre será un complemento ideal para minimizar los efectos secundarios de la medicación y potenciar los beneficios, no un sustituto de una medicación prescrita.

¿Hace falta creer para que funcione?

No. La energía es, se crea en ella o no. El Reiki no es una religión. Es un método de bienestar mental, espiritual y físico. Eso sí, cuanto más abierta tengas la mente, mejor apreciarás sus beneficios.

¿Es cierto que se empieza a utilizar en hospitales?

Sí. El Reiki se aplica ya en muchos hospitales del mundo. En España, por ejemplo,los pacientes oncológicos del Hospital Puerta de Hierro de Madrid o los de los Hospitales de la Vall d’Hebron y el Hospital Clínic de Barcelona pueden beneficiarse de este tratamiento si así lo desean.

*holístico: referido al cuidado integral -mente+emociones+cuerpo+espíritu

Pack Básico de Reiki

¡Adquiere nuestro Pack Básico!

 

 

 

 

 

 

¡Compártelo!
Tengo 46 años, un hijo genial y un ex-marido estupendo. Estudié Realización y Producción Audiovisual hace tanto tiempo que no guardan ni mi ficha. Antaño trabajé en mil sitios o quizás en unos 10. Me sirvieron para cubrir gastos y acumular experiencias pero me repateaban emocionalmente. Escribo desde siempre y mi presencia en la Red es rastreable desde hace más de una década. Hace unos años descubrí que mi Ego tenía más capas que una ilustración de Photoshop gracias a una hostia de la vida. Me sumí en una depresión fenomenal de la que salí gracias a mi Maestro de Reiki. Me maravilló lo que el Reiki hizo conmigo, así que metí de lleno. Cuando llegó el momento, empecé a ayudar a otras personas a ayudarse... en plan Jerry McGuire pero sin la cara de desesperación.