Las máscaras que llevamos

Tengo 47 años, un hijo genial y un exmarido estupendo. Estudié Realización y Producción Audiovisual hace tanto tiempo que no guardan ni mi ficha. Antaño trabajé en mil sitios o quizás en unos 10. Me sirvieron para cubrir gastos y acumular experiencia, pero me repateaban emocionalmente. Escribo desde siempre, mi presencia en la Red es rastreable desde hace más de una década. Hace años descubrí que mi Ego tenía más capas que una ilustración de Photoshop gracias a una hostia de la vida. Me sumí en una depresión fenomenal de la que salí gracias a mi Maestro de Reiki. Me maravilló lo que el Reiki hizo conmigo, así que metí de lleno. Pero me faltaba algo más, así que me sumergí en la investigación y práctica de más herramientas hasta encontrar el Eneagrama. Trabajo con él desde hace cinco años y cuanto más tiempo pasa, más me sorprende, por su gran valor como herramienta de autoconocimiento y evolución personal. Cuando llegó el momento, empecé a ayudar a otras personas a ayudarse... en plan Jerry McGuire pero sin la cara de desesperación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.